viernes, 1 de diciembre de 2017

DICIEMBRE LLEGÓ

“NO NOS PODEMOS QUEDAR PARADOS”

En la pasada Asamblea Plenaria del Episcopado colombiano, nuestros queridos obispos agradecieron a Dios por la Visita Apostólica del Papa Francisco e hicieron una hermosa invitación al pueblo: “NO NOS PODEMOS QUEDAR PARADOS”. Así estimulan a seguir luchando sustentados en la fuerza del Evangelio de Jesús.

Según los obispos hay un par de cosas importantes. La primera es asumir la realidad y la segunda consiste en aceptar la responsabilidad que tenemos frente a la misma realidad. Pues no tomar conciencia de la realidad es pisotearla y pasar por encima de ella, y ya hemos visto que desconocer los acontecimientos que están transcurriendo nos lleva a aplicar políticas y metodología brutales que nunca responden a las dificultades de los ciudadanos.

Al tomar conciencia de la realidad hay que reconocer la responsabilidad que tenemos frente a la construcción del país. Por ello tenemos desde la evangelización, la educación, el arte, el deporte, la política, la familia, la empresa… y demás contextos, la responsabilidad de restaurar la nación frente al hueco que ha dejado el narcotráfico, la violencia, la corrupción, la crisis de valores y demás flagelos que han golpeado al país.

Según esto, pasamos un momento delicado e importante de la vida de nuestra nación, en el que encontramos fuerzas que nos impulsan a grandes ideales pero también, como dijo el Papa, “hay densas tinieblas que amenazan y destruyen la vida: las tinieblas de la injusticia y la inequidad social; las tinieblas corruptoras de los intereses personales o grupales que consumen de manera egoísta y desaforada lo que está destinado para el bienestar de todos; las tinieblas del irrespeto por la vida humana… las tinieblas de la sed de venganza y el odio… las tinieblas de quienes se vuelven insensibles frente al dolor de tantas víctimas”.

Entonces, en este tiempo de Adviento y Navidad sigamos trabajando desde la emisora Comunitaria Voces 89.4 F. M. y el Oracional Cristo en Medio con el fin de iluminar el contexto social con la claridad del Evangelio, sólo así viviremos la tan anhelada paz que pregonaron los Ángeles cuando nació Jesús: “Gloria a Dios en el cielo y en la tierra al hombre paz…” (San Lucas 2, 14). Recuerden que el próximo 15 de diciembre les esperamos en la calle 16 No. 6 – 53 para recibir bendiciones abundantes en el AGUINALDO PARA VOCES.


ESSMAR ha retirado 2.820 toneladas de sedimento en las últimas semanas en barrios de Santa Marta

Por: Christian Jaruffe

Con un arduo trabajo desarrollado por la Alcaldía de Santa Marta a través de la  Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta - ESSMAR, esta empresa ha retirado 2.810 toneladas de sedimento desde el pasado 8 de noviembre hasta la fecha. 


Esta cifra corresponde a trabajos realizados en barrios como: María Eugenia, Corea, Bastidas, Colinas del Pando, San José del Pando, El Pando, Pescaíto, San Pablo, Bastidas.

Actualmente, se trabaja también en el barrio Luis R. Calvo y Chimila II, mientras que en el cronograma de operaciones complementarias de la ESSMAR, se encuentran intervenciones próximas a realizar en: los barrios Ondas del Caribe, San Fernando, San Jorge, Altos de Delicias, Ensenada, Juan XXIII, entre otros.

Al tiempo que se realizan estas labores, la ESSMAR cumple brigadas de limpieza para completar una intervención integral y seguir atendiendo el llamado de la comunidad que se vio afectada por lluvias en días pasados y que aún presentan sedimento en sus vías.



jueves, 23 de noviembre de 2017

Familias afectadas por derrumbe en San Jorge esperan ayuda del gobierno de la ciudad

Aunque La oficina de Gestión de Riesgo y Desastres del Distrito de Santa Marta se reportó con enceres y alimentos, los damnificados quieren que se les subsidie una vivienda  o se le den los materiales para reconstruir en la zona deslizada. Son 5 niños, una mujer embarazada y un hombre, quienes hasta en la calle les tocó dormir. 

Por: Gennys Álvarez

La emergencia por deslizamiento presentada en la mañana del sábado deja efectos que necesitan ser atendidos con urgencia. La familia Campo Chole fue una de las dos familias afectadas por el derrumbe en el barrio San Jorge, en donde perdieron todo mientras dormían. "Ese día estábamos durmiendo, como a las 5:00am, sentimos el estrupicio de lo que se cayó. Yo cogí a mis hijos y salí corriendo por miedo a que le cayera una lámina de eternit", dijo Liceth Chole, quien ante la ausencia de su marido le tocó asumir la situación, pese a su estado de embarazo. 

Todo quedó bajo los escombros de la vivienda, pérdida de enceras de primera y segunda necesidad. Ante lo ocurrido se refulgieron en la terraza  vecina por lo que la propietaria de una casa cercana se conmovió de lo ocurrido y les permitió ingresas hasta su inmueble y refugiarse allí: "Aquí donde estamos viviendo me dieron 15 días, ya faltan 4 para desocupar. No he recibido nada de nadie, no más unas colchonetas y un mercado. Yo tengo 5 hijos, ¿Para dónde voy a coger después de estos días?" expresó con preocupación Jhonatan Campo, jefe del hogar afectado.

En el día de ayer ESSMAR E.S.P hizo presencia con su maquinaria para los trabajos de remoción del material de los cerros, habilitaron el paso por la calle paralela al lugar del hecho, pero según Campo les faltó recoger los escombros que rodean los restos de la estructura de material: "Ellos vinieron con una máquina pequeña, que además se les dañó, la cual no se prestaba para recoger los escombros. Dijeron que hoy iban a mandar una más grande y hasta el momento no han enviado nada. Si no me traen la catapilla vuelvo y tapo la calle", concluyó.

Para los afectados esta grave situación les ha traído problemas con sus vecinos, puesto que la demora en la llegada de la maquinaria provocó el taponamiento por 3 días de la vía de acceso a este sector. Asimismo la familia Campo Chole pide al gobierno local un subsidio de vivienda mientras se toman fuerzas económicas para reconstruir la vivienda desplomada. 



miércoles, 22 de noviembre de 2017

Preocupación por caída de pared del Cementerio San Miguel

La muralla se habría caído por el debilitamiento provocado por el agua desviada por obra inconclusa de la calle 22. El sacerdote que regenta esta capellanía inició acciones legales en contra de la Alcaldía Distrital en busca de reparación por las afectaciones.

Por: Gennys Álvarez

La caída de parte de la pared que encierra el cementerio San Miguel en la carrera 7 con calle 22, habría sido producto de la presión que desde hace un año ejerce sobre la edificación las aguas represadas por el atraso de obras en la avenida Santa Rita, esta situación fue debilitando paulatinamente los cimientos de la muralla. Las acusaciones fueron presentadas por el sacerdote Fajid Yacub Álvarez, quien regenta el campo santo. 

"Hace un año le mandé una carta dirigida al señor Alcalde donde le manifestaba todos los perjuicios que había causado en el cementerio la obra inconclusa de la calle 22, y los efectos que esto podía traer" manifestó el padre Fajid, quien también indicó que además de la misiva enviada al despacho del Alcalde, envió una carta con iguales características al Siett para buscar alternativas de solución, pero su gestión no encontró respuesta positiva, lo que le obliga hoy a tomar cartas en el asunto ante la reciente eventualidad : "Ya estoy haciendo todo lo pertinente a este daño porque a mí la alcaldía o a quien le competa me tiene que responder por este daño, porque esto se produjo por las obras de la 22; hicieron un relleno que ahora está tirando toda el agua hacia la pared del cementerio. De cosa que la tragedia no fue más grande", indicó Yacub. El sacerdote dijo que copia del recibido de las cartas son constancia del seguimiento hecho desde hace varios meses.

El capellán del cementerio comentó, además, que la caída de la pared tiene su origen en un remolino que se hace en la esquina de la carrera 7 con calle 22 que fue socavando el muro,  ocasionando esta emergencia.

"El pueblo samario puede estar tranquilo, que a más tardar la otra semana comienzan los trabajos. Levantar lo que se cayó me cuesta al rededor de 30 millones de pesos, ya que se debe hacer la escabación. Hacer una cosa, es de hacerse bien hecha" concluyó el líder espiritual. 


Afectados por obra de Ruta del Sol II marcharán para exigir indemnización

A través de la manifestación: "Marcha de la rosa negra, esa no es la vía", los 44 barrios afectados por los trabajos de doble calzada Ciénaga - Santa Marta, buscan que se le responda por daños provocados. La marcha comenzará a las 8:00 am en El Trébol y se dirigirá hasta las oficinas de la Gobernación.

Por: Gennys Álvarez

Una vez más los sectores damnificados por los diseños de la doble calzada Ciénaga-Santa Marta se toman las vías de hecho, esta vez para exigirle al gobierno departamental la reparación material por los daños causados por esta obra y lo harán a través de la Constitución de Renuencia, documento que advierte a los ejecutores del proyecto de cada uno de los efectos producidos en orden de movilidad, inundaciones, seguridad peatonal y medio ambiente en el área intervenida. 

Los líderes de los 44 barrios afectados convocaron a todos lo habitantes de estos sitios a una manifestación pacífica que consiste en el traslado desde el parque de la Urbanización El Trébol hasta las oficinas de la Gobernación. La marcha inicia a las 8:00 am y tendrá como recorrido la avenida del Ferrocarril hasta las calle 22, cruzando en sentido norte por la quinta hasta llegar a la calle 16 en búsqueda de la Gobernación.

"En la glorieta del intercambiador Sierra Nevada van cerca de 29 personas fallecidas, y los organizadores de la marcha creen que los muertos son rosas negras. Y como la obra es ejecutada por la Gobernación, para quien lo social es la vía, en esta oportunidad no está siendo la vía porque no está atendiendo el problema, he ahí el motivo del nombre", explicó Uber Ramírez, líder de la comunidad, sobre el porqué del nombre otorgado a esta protesta: "Marcha de la rosa negra, esa no es la vía".

Se espera que la solicitud sea atendida por la otra parte, Gobernación y Ruta del Sol II, a efectos de que quienes demuestran ser afectados por la obra puedan ser recompensados  por las pérdidas en orden económico

martes, 21 de noviembre de 2017

UN AÑO DE LA FIRMA DEL ACUERDO DE PAZ

En línea con el Presidente, es el enlace que se realizará este miércoles 22 de noviembre de 6:30 a 7:30 de la mañana desde Bogotá con el presidente Juan Manuel Santos, quien compartirá con los periodistas de más de 100 emisoras comunitarias un espacio para hablar del primer año del Acuerdo de Paz. 

Preocupación por inestabilidad en terrenos de Villa Alejandría

La problemática representa un peligro para quienes transitan por los sectores afectados, ya que las placas de concreto amenazan con hundirse.

Por: Gennys Álvarez

Los moradores de la Urbanización Villa Alejandría se encuentran preocupados, debido a que la vía principal del barrio presentan hundimiento en las placas del pavimento, esto es cerca a la Manzana A, donde precisamente en el 2007 un carro recolector de basura sufrió un accidente al quedarse atrapada con el concreto quedando dentro del hueco del pavimento. Otro caso se presentó en el 2014 en la Manzana B, donde un conductor perdió los testículos debido al golpe que sufrió, así lo manifestó la presidenta de la Junta. 

"Estamos preocupados por el hundimiento y sedimento de las vías principales, y a pesar de los antecedentes aún siguen transitando carros y posiblemente puede pasar una catástrofe similar a la del carro de basura. Estamos haciendo el llamado a Corpamag, Infraestructura la oficina de atención del Riesgo y desastre, alcaldía distrrital y alcaldía menor", dijo Sofría Muñoz, presidente de la Junta de Acción Comunal de la urbanización.

En este momento se encuentra encerrada  la Manzana C con cinta por parte de Veolia, ya que en esta parte el pavimento presentan grietas donde el peso de los vehículos ha ido deteriorando las placas. La comunidad hace un llamado al DADSA, en razón de que esta zona es de alto riesgo, a pesar de que es estrato 4. Esta problemática se agrava por la humedad producida por el Río Manzanares, y la quebrada Tamaca, en donde la vía principal finaliza.